PARA DERRIBAR GIGANTES, DEBES APRENDER A ENFRENTAR LEONES & OSOS

Todo lo queremos rápido y fácil hoy en día.  Queremos alcanzar cosas grandes, sin tener que trabajar mucho y/ o hacer bien las cosas pequeñas. Queremos resultados sin mucho esfuerzo.  Muchos quieren grandes victorias, pero no han aprendido a luchar y hasta perder en batallas pequeñas.



Dios nos va preparando poco a poco y recompenzando conforme seamos fieles en las cosas pequeñas.  Dios quiere que derribes gigantes, pero antes, debes de aprender a enfrentar leones y osos; no sea que el ver el gigante te de miedo y salgas corriendo.

Las victorias en “lo pequeño” te darán la experiencia y el valor para enfrentar batallas mas fuertes.  Sé fiel en lo poco y el Señor te pondrá en lo mucho.

“―A mí me toca cuidar el rebaño de mi padre. Cuando un león o un oso viene y se lleva una oveja del rebaño, yo lo persigo y lo golpeo hasta que suelta la presa. Y, si el animal me ataca, lo agarro por la melena y lo sigo golpeando hasta matarlo. Si este siervo de Su Majestad ha matado leones y osos, lo mismo puede hacer con ese filisteo pagano” 1 Samuel 17: 34-36